Plusvalía. Impuesto sobre incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana

Hace poco asistí a una charla en la escuela de negocios a la que estamos asociados. Club Noteges. Una interesante ponencia captaba toda mi atención. José Cepero. Abogado.

Sentencia del  Tribunal Constitucional (11 de Mayo de 2017).

Los contribuyentes no tendrán que pagar el Impuesto de Plusvalía, si habían registrado pérdidas en la venta. Hay pocas sentencias del Alto Tribunal con tanto calado ni si quiera la de las cláusulas suelo, que pese a tener un alto impacto social, solo implica la anulación de una práctica bancaria. Mientras que en este caso, lo que se impone es un cambio en la Ley( La de Haciendas Locales) que afecta a todas las administraciones desde la Estatal a la local pasando por la autonómica y la provincial.

Se ha movido un poco el pilar básico del sistema tributario.

En este impuesto se viene tiempo observando una doble e incluso triple tributación. Por lo que no tiene sentido.
Con el tributo de Plusvalía, hasta que el ejecutivo no modifique la Ley y se publique en el BOE. La situación es de “limbo jurídico”(lo que quiere exponerse es que el fallo del TC ha dado lugar a una situación de relativa inseguridad jurídica, ya que hasta que no se modifique la norma el impuesto no podrá liquidarse con arreglo a los términos del TC). Por ello se pide rapidez en incorporar el fallo del constitucional y que mientras tanto los Ayuntamientos actúen bajo el criterio de prudencia y que no cobren el impuesto.

Se trabaja para reivindicar una indemnización a todas aquellas familias que tuvieron que pagar en situaciones económicas graves y que incluso en muchos casos llegaron a pedir créditos para poder hacer frente a este impuesto. Pero no solo lo que se pagó más los intereses  sino además una compensación económica extra. Una vez los actos y liquidaciones tributarias devienen firmes son difícilmente atacables. Aquellos que autoliquidaron la plusvalía municipal hace menos de 4 años pueden estar de enhorabuena, porque todavía pueden solicitar la devolución de lo pagado de más, pero más allá de ese plazo las posibilidades se agotan en el recurso especial de revocación, donde el interesado únicamente lo promueve, pudiendo o no impulsarlo la administración tributaria a su discreción para revocación de sus actos.

Esto supondrá un golpe duro para los ingresos de los ayuntamientos.

Jonay Medina Martín
Director del Área Real Estate/AP Consultores